Conservas y semiconservas. ¿Son lo mismo?

//Conservas y semiconservas. ¿Son lo mismo?

Conservas y semiconservas. ¿Son lo mismo?

clubamigos-semiconservas

Una de las ventajas de las conservas de pescado y marisco es su durabilidad. Son alimentos que soportan el paso del tiempo sin deterioro de sus propiedades. Solo requieren de un almacenamiento adecuado en un lugar fresco y seco.

Las conservas siguen un proceso de elaboración que implica su esterilización. Sometidas a temperaturas superiores a los 100º, la eliminación de bacterias mantiene intacto el producto entre los 3 y los 5 años. De hecho las conservas no suelen llevar una fecha de caducidad concreta, sino una fecha recomendada de consumo.

¿Qué ocurre con las semiconservas? Pues sencillamente que su proceso de elaboración es diferente. Son productos que utilizan sal, vinagre, aceite, almíbar, deshidratación o ahumado para su conservación pero no se someten a esa esterilización que afecta a las características del producto. Esto hace que cada semiconserva posea una durabilidad distinta y requiera unas condiciones de conservación diferentes.

Por eso a la hora de adquirirlas las encontramos en los refrigeradores de los puntos de venta, y así es como debemos conservarlas en casa para garantizar sus óptimas propiedades, que se mantendrán intactas entre los 10 y los 18 meses dependiendo del tipo de semiconserva.

Si aún te quedan dudas ahí van algunos ejemplos:

Las anchoas en aceite (incluso las enlatadas), los boquerones en vinagre, los ahumados de salmón, la palometa, y bacalao, las sardinas y los arenques… son todos productos en semiconserva.

2018-12-27T09:47:00+00:008 marzo, 2017|Productos|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies